Hay que hacer las cosas para conseguir el propósito que quieras. Para ello, hace falta poner en marcha un factor de automotivación que sea tan poderoso que te obligue subconscientemente a emprender una acción deseable. Es un mecanismo automático de acción.

¿Cuál es? ¡Hazlo ya! Este es el mecanismo. No lo demores. Actúa ahora. Hazlo ahora, inmediatamente.

Es mejor hacer algo, aunque no obtengas el resultado esperado que no hacer nada.

El secreto para conseguir hacer las cosas consiste en actuar. ¡Hazlo ya!

Seguro que estás de acuerdo conmigo, en que muchas veces, leemos y nos formamos sobre temas, que después no ponemos a la práctica. Esto no sirve para nada. No te ayuda a conseguir resultados.

Para obtenerlo, aquello de lo que aprendemos, debemos interiorizarlo y hacerlo nuestro. La mejor manera es poniéndolo a la práctica. Así ya forman parte de ti y te saldrán de dentro cuando vuelvas a necesitarlos.

“Siembra una acción y cosecharás un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino.”

Eres tú quien elige tus acciones, tus hábitos y por lo tanto quien perfila tu carácter y tu destino. Piensa en ello y actúa para mejorar lo que consideres mejorable de ti mismo.

Siembra una acción y cosecharás un hábito.

¡Hazlo ya! Te da una potencia impresionante. Es lo que te permite destacar y pasar al éxito.

Leer y formarse es necesario pero no es suficiente. Hace falta ponerlo en práctica. Y no sólo ponerlo en práctica, sino sumarle una dosis de tu Actitud Mental Positiva. Recuerda que es la cara de tu moneda con la que tú actúas.

Te puedes plantear ¿Cuando es el mejor momento? Nunca sabremos cual es el mejor. Pero si está claro que no debes practicar la procrastinación.

Y ¿qué es la procrastinación?

Según Wikipedia: La procrastinación, postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad. Éste puede ser psicológico, físico o intelectual.

El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se auto justifica posponerlo a un futuro “sine die” idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.

Por lo tanto, ni te lo plantees. ¿Hazlo ya!

¿Qué piensas tú? ¡Hazme un comentario al final del artículo!

Recomienda este artículo a tus amigos y empresarios que conozcas para ayudarles a reflexionar y mejorar.

Compártelo en las redes sociales que seguro que muchos te lo agradecerán. Y yo, también.

Descarga gratis

Las 10 claves que te convertirán en un empresario de éxito

Una guía práctica con los 10 fundamentos que todo emprendedor debe conocer para convertirse en un empresario con tiempo, dinero y felicidad.
DESCARGAR AHORA

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comments on “¡Hazlo ya!”

  1. Totalmente de acuerdo Miquel! Hay que pasar a la acción cuanto antes. A menudo permanecemos inmóviles esperando a que se nos revele cómo hacer las cosas y realmente el cómo lo aprendemos haciendo, errando, corrigiendo... Un artículo muy inspirador!!
    .

    1. Hola David,
      Me alegro que estés de acuerdo con el artículo y que te inspire para pasar a la acción.
      Es bueno recordar aquello de Lección-Acción.
      Un fuerte abrazo.

Taller de Empresa

Somos una consultoría de negocios y finanzas. Tenemos por misión ayudar al mayor número de empresarios a tener éxito (financiero y emocional) con su negocio. En los más de 25 años que llevamos desempeñando esta misión ya hemos conseguido ayudar a más de 1000 empresarios.

© 2015 - 2020, Copyright Assessoria Miquel Pino SL